Archivo de Autor

¿Simbólicos carros de la compra?

Publicado: 09/08/2012 de Rafael Pizarro en Economía, Política Nacional
Etiquetas:
“Pedid trabajo, si no os lo dan, pedid pan, y si no os dan ni pan ni trabajo, coged el pan” (Emma Goldman 1869-1940)
Alberto Garzón Espinosa Diputado, diputado IU (“El País” 09-08-2012)

El martes un grupo de trabajadores del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) entró de forma organizada en dos grandes superficies y se llevó sin pagar un importante número de productos de primera necesidad, con objeto de repartirlos entre los más necesitados. Como consecuencia, el ministerio del Interior ha ordenado ya la detención de los responsables. Varios días después podemos confirmar, a mi juicio, que la acción del SAT ha sido un completo éxito.

Comencemos por el contexto social. Según UNICEF en España un 17,1% de los niños están bajo el umbral de la pobreza, mientras que Acción contra el Hambre denuncia que un 25% están desnutridos. Al mismo tiempo dos millones de españoles se beneficiarán de las ayudas que la Comisión Europea ha enviado este año -con un total de 67 millones de kilos de comida– para combatir el hambre en nuestro país. A nadie se le escapa que las organizaciones solidarias han visto dispararse sus necesidades para poder atender con eficacia a una población crecientemente empobrecida.

A pesar de lo apuntado arriba es obvio también que en nuestro país no falta comida, ni tierras fértiles ni medios técnicos con los que paliar el hambre. Lo que sí falta es voluntad política que se atreva a enfrentar las desigualdades de riqueza y renta. Y lo que sobre todo falta es que se cumpla la Constitución española y su artículo 128.1, el cual declara que “toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general”. Y la acción del SAT ha logrado precisamente poner esto de relieve, marcarlo en la agenda, y lo ha hecho siguiendo la máxima libertaria de Emma Goldman, que instigaba a los trabajadores con la siguiente proclama: “Pedid trabajo, si no os lo dan, pedid pan, y si no os dan ni pan ni trabajo, coged el pan”.

Pero la acción del SAT ha ido más allá de lo concreto, es decir, del reparto de comida, y ha penetrado con fuerza en el mundo ideológico. Decía Guy Debord que vivimos en la sociedad del espectáculo y nos recordaba, citando a Feuerbach, que en nuestro tiempo “se prefiere la imagen a la cosa, la copia al original, la representación a la realidad, la apariencia al ser”. No hay duda sobre ello: en la sociedad del espectáculo la imagen importa más que la sustancia y los símbolos se convierten en el arma más valiosa para las causas políticas y las causas empresariales. Y la acción del SAT no es una medida contra la crisis -porque su generalización no resuelve los problemas de raíz- sino una acción simbólica con un claro contenido político. Es sustancialmente distinto.

Efectivamente nadie, y los compañeros del SAT menos, tenían como intención que aquella acción del martes se convirtiera en un elemento clave del programa electoral. Lo del SAT ha sido una brillante táctica comunicativa para poner sobre la agenda política un grave problema social. Hablamos de un pensado golpe contra la ideología dominante, es decir, contra la concepción del mundo que tiene la gente acerca de cómo debe organizarse una sociedad. Esta acción ha servido para remover los cimientos ideológicos de la mayoría de la gente. Por supuesto que no ha convencido a muchos, quizá la mayoría, pero ha golpeado por primera vez y con contundencia su sistema de ideas y el cual estaba hasta ahora muy asentado y consolidado. Ha mermado sus defensas.

No olvidemos que vivimos una crisis ideológica que se manifiesta en el cambio de cómo la gente concibe e interpreta su realidad más cercana. La concepción del mundo que había sido dominante hasta ahora se resquebraja y todo está en duda. Se cuestiona que los políticos y economistas sepan qué hacer, que las instituciones políticas sean útiles para resolver los problemas, que las entidades financieras sean fundamentales, que haya democracia, que las empresas privadas sean superiores a las públicas, que la policía defienda al pueblo, y también -y es lo que aquí nos ocupa- que la propiedad privada sea sagrada y esté por encima de otros derechos como el de la vivienda o la alimentación.

Algunos denunciarán que la acción del SAT es ilegal. Efectivamente, lo es. Pero la cuestión no reside en saber en qué lado de la frontera jurídica cae, sino en si es una acción legítima y digna o si por el contrario no lo es. Y cuando sabemos que las necesidades humanas básicas pueden satisfacerse técnicamente pero el único obstáculo para conseguirlo es el propio marco institucional, diseñado en beneficio y garantía de la gran empresa y las grandes fortunas, es cuando acciones como las del SAT recobran toda su naturaleza revolucionaria y de justicia social. En ese punto la ilegalidad es legítima y contribuye a preparar el terreno para un cambio institucional que primero y ante todo ha de construirse en el plano ideológico.

—–o—–

Alfonso Alonso (Portavoz parlamentario del PP)

Ha afirmado “no entender” la “tolerancia” con el asalto a los supermercados. En una rueda de prensa, Alonso ha asegurado que en el asalto a los supermercados “fue una acción delictiva” y no entiende que “porque haya un cargo público se tolere”. “Cuando una persona ostenta un cargo público está obligado a dar ejemplo a los ciudadanos y en este caso ha sido lo contrario”.

¿Se habrá dado cuenta el señor Alonso de la gran “ejemplaridad” de los cientos de cargos públicos de su partido que en este páis pululan por ayuntamientos, autonomías y diputaciones estando imputados por corrupción, por enriquecerse ilícitamente o ya incursos en causas penales o incluso algunos indultados por su propio gobierno, el suyo?

Se ríen de España y de los Españoles

Publicado: 30/07/2012 de Rafael Pizarro en Economía, General
Etiquetas:

Juan Torres López (Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla)

10-07-2012

Leer las páginas económicas, o incluso solo las portadas, de los medios se está convirtiendo en un ejercicio de puro masoquismo: no hay manera de disimular el ridículo que está haciendo España.

Hace un mes que se aprobó el rescate de la banca española que según Rajoy resolvía el problema de nuestra economía y que mereció una surrealista felicitación del rey Juan Carlos. En este tiempo ha habido cumbres y varias reuniones de los ministros de Economía pero hasta el momento no se han fijado ni las condiciones concretas, ni qué cantidad exacta se precisa, ni cuándo comenzará a ser efectivo. Se hacen declaraciones contradictorias diciendo un día blanco y otro negro pero siempre se insiste en lo mismo: hay que seguir rebajando gastos y derechos y reduciendo los ingresos de los trabajadores. Lo que era la solución resulta que lo ha empeorado todo y nadie, sin embargo da cuentas de ello.

Se han reído de nosotros. El objetivo es salvar a la banca alemana, que es lo que de verdad les interesa, pero quieren hacerlo con las máximas garantías y eso obliga a que el rescate sea uno definitivo, directamente sobre la economía española y con la garantía directa del Estado. El de los 100.000 millones para los bancos no era sino una salva porque resulta infumable: nadie puede entender que si es a los bancos a quien hay que rescatar se haga responsable de ello a los ciudadanos en su conjunto. Por eso, para provocar el grande, están dejando que nos precipitemos al abismo, no porque la cuantía de nuestra deuda pública sea excesiva, como dicen, sino porque nos atan de pies y manos y nos empujan ante los inversores. Simplemente haciendo lo que está haciendo el Banco Central Europeo, nada de lo que haría un banco central auténtico, bastará para que seamos intervenidos en poco tiempo y para que nuestra economía sea puesta bajo control directo y permanente de los acreedores alemanes. Queda muy poco tiempo para que las comunidades autónomas se declaren sin liquidez y para que el propio Estado, con tipos en los mercados superiores al 7% u 8% se reconozca incapaz de hacer frente a sus compromisos de pago. Esa es la secuencia inevitable que producen las medidas que se están tomando.

Si lo que quisieran de verdad fuese salvar a nuestra economía y al euro no harían lo que están haciendo ni nos seguirían obligando a tomar medidas que van a hundir más la demanda, la generación de ingresos, o incluso la posibilidad de que paguemos la deuda que dicen querer que paguemos. Si desearan realmente frenar la presión de los mercados bastaría que el Banco Central Europeo fuese lo que no es, y que se adoptara una estrategia de creación de actividad y empleo para toda Europa en el marco de un pacto global de rentas, pero es que no buscan eso. Quieren que la prima de riesgo siga subiendo para extorsionar más fácilmente y acelerar lo que revestirán como una situación de emergencia que no admita retóricas. Se ríen de nosotros porque lo que van buscando es someter a nuestra economía y no a salvarla en un marco de cooperación y unión europeas.

La última tomadura de pelo de quienes se pasan todo el día diciendo que hay que respetar a los mercados y dejarlos que actúen con plena libertad ha sido salvar una vez más la cara de los bancos permitiendo valorar sus activos a precios “razonables” en el marco de una agencia inmobiliaria sui generis, como ya adelantamos que harían en nuestro libro Lo que España necesita. Es decir, que una vez más se pasan por el forro lo que establecen libremente los mercados que tanto dicen respetar: Si el precio razonable no es el que fijan los mercados ¿para qué puñetas sirven? Se ríen de nosotros porque una vez más nos están robando delante de nuestros mismos ojos.

En España es nuestro propio gobierno quien se ríe de nosotros engañándonos sin piedad.

El ministro de Economía alaba sin descanso a las autoridades europeas, agradece sus propuestas razonables y jura y perjura que haremos todo lo que sea necesario para contentar a los mercados, porque es lo que más nos conviene. Pero, justo al mismo tiempo, el de Asuntos Exteriores suplica al Banco Central Europeo (donde hemos perdido la influencia que teníamos, aunque tampoco podamos decir que la hayamos utilizado precisamente a nuestro favor) para que intervenga contra los mercados y ponga formes a los especuladores. Un alarde de discurso coherente y de sincera estrategia compartida.

El ministro de Hacienda, que ya ocupa la cartera por segunda vez, reconoce que ha de subir el IVA porque es un incompetente que no sabe hacer que todos paguen lo que tiene que pagar y Cospedal se consolida como la mayor y más desvergonzada demagoga del reino. Ahora carga contra la función pública sin caer en lo que ella tendría que ser la primera en recordar: que en España hay menos trabajadores públicos en relación con la población activa total que en la media de los Quince, que se gasta menos en retribuirlos, que nuestro sector público es bastante más reducido que el de los países más avanzados y competitivos de nuestro entorno, y que esos seres despreciables a los que se refiere y a los que ya está poniendo en la calle son los maestros o los médicos de los hijos de familias que no pueden pagarse servicios privados, por cierto, casi siempre de peor calidad que los públicos a pesar de que disponen de más recursos y de que no asumen todas sus cargas. Y olvidando, sobre todo, que la función pública con la que quieren acabar fue la mejor e imprescindible solución para evitar que las oligarquías de los partidos (de las que ella forma parte) se hicieran dueñas del Estado en perjuicio de la mayoría de la población.

Pobre España y pobre pueblo español, tan silencioso y obediente. Vibra de patriotismo cuando gana “La Roja” pero enmudece cuando le roba una potencia extranjera o cuando su gobierno le miente y le traiciona.

Feliz Verano

Publicado: 11/07/2012 de Rafael Pizarro en Ética y moral, General
Etiquetas:

Almudena Grandes (Columna en el diario “El Páis” 09-07-2012)

FELIZ VERANO
Es el tiempo de la felicidad. Apúrenlo y no piensen en el invierno que nos espera

Hay muchas cosas buenas que salen gratis. Pasear por la mañana temprano, cuando el sol es tierno, tímido como la brisa que coquetea con las hojas de los árboles. Caminar de madrugada por calles tan llenas de gente como en los mediodías del invierno, para asombrarse de la euforia silenciosa de las parejas que se besan en los bancos, o apoyadas en los pilares de las plazas porticadas. Los que viven cerca del mar lo tienen fácil, pero también es una fiesta meter en una tartera la comida prevista para consumir en casa, despacharla sobre una manta, en la hierba de algún parque, y tumbarse después a la sombra. Asistir a los conciertos de las bandas que suelen tocar en quioscos de parques y plazas mayores los domingos por la mañana. Y frecuentar las bibliotecas públicas, mientras duren.

Hay muchas cosas buenas que salen muy baratas. Una botella de vino para beberla despacio, en casa, al atardecer y entre amigos. Un buen libro de bolsillo, que proporciona una emoción que dura más que el vino y cuesta casi lo mismo. Un cine de verano, el lugar ideal para hacer manitas. Una ración de ensaladilla rusa y dos cañas, en la terraza de un bar cualquiera, antes o después del cine de verano. Enamorarse es un milagro todavía más barato, tan caro que, sin embargo, no se puede fabricar.

El verano es el tiempo de la felicidad. Apúrenlo y no piensen en el invierno que nos espera. Porque nuestros abuelos lo tuvieron muchísimo peor que nosotros y si no hubieran vivido, si no hubieran sabido disfrutar de la vida, si no se hubieran enamorado en tiempos atroces, nosotros no estaríamos aquí. Si existe una cosa que sabemos hacer bien los españoles es ser pobres. Lo hemos sido casi siempre, pero eso no nos ha hecho más desgraciados, ni más tristes que los demás. Recuérdenlo y sean felices, porque la felicidad también es una forma de resistir.

La Marcha Negra llega a Madrid

Publicado: 08/07/2012 de Rafael Pizarro en Economía, Política Nacional
Etiquetas:,

La conocida como Marcha Norte de los mineros tras atravesar el túnel de Guadarrama

La Marcha Negra de los mineros llegó a la Comunidad de Madrid este domingo y, dos días después, el martes 10 de julio, unirá sus dos columnas con el objetivo de celebrar una manifestación el miércoles 11.00 de julio a las 11 horas entre la Plaza de Colón y el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

En la noche del martes, está previsto que se unan en Madrid las dos columnas de la Marcha Negra, esto es, la ‘Norte’, compuesta por mineros de Asturias y León, y la de Aragón. En el caso de la primera columna, los mineros habrán recorrido más de 400 kilómetros antes de llegar a Madrid.

VIDEO DE LOS MINEROS ENTRANDO EN COLLADO VILLALBA (08-07-2012)

En el caso de la columna ‘Norte’, este domingo los mineros atravesaron el Túnel del Guadarrama, tras lo que descendieron hasta Collado Villalba, donde llegaron sobre las 13.00 horas, con una memorable y emotiva recepción en las inmediaciones del Planetocio de Villalba. Hubo una festiva comida y durmieron en el polideportivo “Kike Blas” (C/Ferial s/n).

El lunes saldrán hacia Aravaca y serán recibidos en Las Rozas a  las 11.00 horas, mientras que el martes se dirigirán a Moncloa, donde llegarán a las 22.00 horas para unirse a la marcha de Aragón para realizar una marcha nocturna.

De su lado, la marcha de Aragón llegará a la Comunidad de Madrid este domingo a través del Corredor del Henares, procedente de la localidad alcarreña de Azuqueca de Henares. En torno a las 9.00 ó  9.30 horas entrará en el municipio de Meco. Posteriormente, los mineros se dirigirán a Alcalá de Henares, donde cerca de las 13.00 horas tienen previsto dirigir unas palabras  desde la Plaza de Cervantes. El lunes se dirigirán a Alcobendas, a cuya Plaza Mayor llegarán a las 13.00 horas. A las 7.00 horas del martes saldrán en dirección a la Ciudad Universitaria de la Universidad Complutense de Madrid para  reunirse a las 22.00 horas con sus compañeros del Norte.

La selección de los mineros

Publicado: 26/06/2012 de Rafael Pizarro en Economía, Política Nacional
Etiquetas:,

Su lucha siempre es una inspiración, siempre lo ha sido. Tienen más agallas y van a por el “partido”.

Columna de mineros asturianos presos durante la Huelga Revolucionaria de 1934

Su sufrimiento ha calado en el pueblo, en cualquier lugar del mundo. Recordemos, por ejemplo, el episodio épico de los 33 en Chile.

El audio del video de Youtube que sigue es del programa de Radio Nacional de España “Carne Cruda” del domingo 24 de Junio. Esperemos que el redactor siga mañana en su puesto, porque es valiente lo que dice y merece la pena escucharlo.

LA HIPOCRESÍA AHOGA EL CARBÓN

José Manuel Soria (Ministro de Industria), el que se niega a negociar

Nos parece absolutamente hipócrita que se hable del despilfarro de las subvenciones mineras (poco más de 300 millones de euros al año) cuando actualmente está comprometida la propia quiebra del conjunto del Estado español a la hora de asegurar la viabilidad y el funcionamiento de la banca de los capitalistas, cuya especulación inmobiliaria y elevación artificial del precio del suelo se pretende asegurar y santificar, en base al aval de las propiedades del Estado, aunque ello signifique la pérdida del bienestar durante años y décadas para la clase trabajadora de este país.

Estas comarcas dependen totalmente de la minería hoy por hoy. O se invierte en ellas por parte del Estado creando otra industria productiva, cosa que sí es posible, o se condena a las mismas y a decenas de miles de sus habitantes, al paro, miseria y emigración, plaga que en particular viene asolando a Asturias en las últimas décadas.

Ante todo lo que nos estamos jugando, una victoria de los mineros daría un impulso enorme al movimiento general contra la austeridad y los recortes.

EL SACRIFICIO DE LOS DE SIEMPRE

La práctica intervención de la economía española por parte de sus acreedores internacionales debe marcar un punto de inflexión en las organizaciones sindicales de cara a defender un programa claro que, hoy en día, dé respuestas concretas a los problemas más acuciantes que sufrimos. En primer lugar, hay que denunciar cómo hay dinero de sobra para garantizar un futuro en las comarcas mineras, al igual que en las comarcas donde están en riesgo los astilleros, o cualquier otra industria que se pretenda cerrar.

En el último febrero las rentas del capital (empresarios y banqueros) sobrepasaron por primera vez en los últimos 35 años a las rentas del trabajo (los asalariados y parados) en la distribución del conjunto de la renta española ¡Pero los ricos no invierten su dinero para crear industria competitiva o empleo! Ante la necesidad existente, pretenden con sus leyes que trabajemos más tiempo por menos salario. Al mismo tiempo, decenas de miles de millones de euros han salido del país, tan solo el mes pasado (de capital extranjero, pero también… ¡De los capitalistas españoles que tantos sacrificios nos piden!).

Hay qué decidir quién controla esos capitales, quién los invierte y en qué: si van a la especulación con la Deuda española (como están haciendo ahora los principales bancos españoles) o sirven para ponerse al servicio de la inmensa mayoría y crear riqueza ante la necesidad acuciante que estamos sufriendo.

Otra Europa es posible.

LA MARCHA NEGRA

En el recuerdo tienen la histórica marcha de 1992, la primera de todas, con Felipe González en La Moncloa, en la que participaron 500 mineros. La segunda tuvo lugar en 2010, aunque entonces acabó en León.

La lucha del carbón continúa a pie para que el futuro no sea negro. Más de 200 mineros de Asturias, Castilla y León y Aragón han emprendido hoy la tercera Marcha Minera rumbo a Madrid para exigir la continuidad de las ayudas estatales al sector, que se han reducido en un 64%. Tres columnas, una por cada comunidad autónoma, desafiarán al calor y a los casi 500 kilómetros hasta el centro de la capital, donde esperan llegar el 11 de julio para participar en una gran manifestación.

La Marcha Negra ha comenzado a las 10.00 horas del 22 de Junio con tres columnas partiendo desde tres puntos emblemáticos: 120 de Bembibre y Villablino (León), 80 de Mieres (Asturias) y 40 de Andorra (Teruel).

Por el camino se volvieron a repetir los gritos y aplausos de ánimo de una población que está íntimamente ligada a la minería del carbón. Los mineros de la Marcha Negra, cuyas conversaciones han girado alrededor de los últimos logros deportivos (el ascenso de la Ponferradina y las victorias de Fernando Alonso y la Selección Española), aseguran que estos días “juegan en casa” pero que lo peor llegará cuando alcancen “las llanuras de Castilla”. De momento el peor problema es caminar bajo el sol con temperaturas de más de 30 grados.

La previsión es llegar a Madrid el 11 de julio y protagonizar en la capital de España una gran manifestación con mineros y vecinos de todas las comarcas mineras de España aunque su deseo sería, según han reconocido, que el ministro del ramo, José Manuel Soria, diese mañana una solución que les permitiera volver a casa.

[+INFO VIDEO TVE sobre el actual conflicto de la minería en España]

Ninguna casa sin botijo en Colmenarejo

Publicado: 23/06/2012 de Rafael Pizarro en General
Etiquetas:
La nevera ha desplazado al botijo, pero no cabe duda que la idea de que un dispositivo genere frío aprovechándose del calor veraniego es atractiva y tiene su explicación TERMODINÁMICA.

En plena CRISIS económica, con otra oleada de RECORTES  la vuelta de lo de BANKIA nos anuncian que viene una ola de calor extrema, ¿nos hará falta recurrir al BOTIJO?. El botijo un “invento” tan español como la fregona, y además ecológico y super-eficiente energéticamente como vamos a demostrar.

El botijo ese instrumento para almacenar y refrescar agua presente en muchos países mediterráneos) posee una historia que se remonta a las antiguas culturas mesopotámicas, donde se encontraron los primeros restos de recipientes con formas similares a los actuales. Sin embargo, se cree que ya en el Neolítico los antiguos prehistóricos utilizaron envases naturales, como huevos de avestruz o de otras aves, a guisa de botijos.

La procedencia etimológica de su nombre es romana, concretamente del término del latín tardío buttis (odre). De este mismo derivan también “bota” (la de beber), “botija” y, finalmente, “botella”.

Consiste en un recipiente de arcilla o barro poroso, de formas redondeadas y base comúnmente circular, que posee un asa de agarre y dos aberturas, una más ancha para echar el agua (boca) y otra más estrecha para beber (pitorro o pitón), inclinándolo por encima de la boca.

[+INFO VIDEO explicativo]

El botijo tiene la particular cualidad de enfriar físicamente el agua que contiene aun en los climas más cálidos, ya que puede llegar a reducir su temperatura interior hasta 10 grados en condiciones óptimas.

¿Es posible que algo tan antiguo siga las leyes de la termodinámica? Pues parece que sí.

El mecanismo de enfriamiento es tan sencillo como compleja es su formulación matemática. El agua contenida en un botijo, al ser éste de un material poroso, se filtra hacia la superficie exterior donde, por efecto de las altas temperaturas, se evapora. Este cambio de estado líquido a gaseoso necesita de energía calorífica, y parte de esta energía se extrae de la propia masa de agua contenida en el interior, disminuyendo su temperatura. Este cambio de estado (de líquido a vapor) provoca un enfriamiento del sistema, ya que, precisamente, desaparecen las partículas más energéticas.

El grado de enfriamiento depende de varios factores, fundamentalmente del agua que contenga el botijo y de las condiciones ambientales. Estas últimas deben implicar un clima cálido pero seco, es por ello que en la zona norte de España no tuviera tanta repecursión la utilización del botijo. Los botijos esmaltados, lacados o pintados que hoy se utilizan como motivos ornamentales pierden sus capacidades refrescantes en cuanto son decorados.

En realidad es un fenómeno que existe desde que el mundo es mundo, y que está más cerca de nosotros de lo que pensamos. Nuestro propio mecanismo de refrigeración natural funciona de la misma manera, pues miles de gotitas de sudor (generadas por nuestras glándulas sudoríparas ecrinas de todo el cuerpo y enviadas hacia los poros de la piel) nos perlan de agua que, en el proceso de vaporización cuando la temperatura exterior es alta, utilizan nuestro propio calor como energía para evaporarse, rebajando nuestros grados corporales.

Pero lo más curioso del tema es que, en el año 1990, un profesor de Química en la Escuela Técnica Industrial de la Universidad Politécnica de Madrid, el señor Gabriel Pinto, se empeñó en parametrizar en una ecuación matemática todas las variables y factores que influyen en el mecanismo refrigerador del botijo. Pinto desarrolló un modelo matemático que iba ajustando mediante datos experimentales. Había considerado multitud de factores, empero, existía algo que seguía sin cuadrar: las ecuaciones le conferían al botijo una capacidad ilimitada de enfriar.

El dispositivo experimental constaba de un botijo clásico en el que se introdujeron 3,2 litros de agua a 39 ºC y este, a su vez, se mantuvo a esa misma temperatura en un horno de laboratorio, con una humedad relativa del 42%. Cada cierto tiempo, Pinto fue midiendo la masa del botijo (para determinar la masa de agua evaporada) así como la temperatura del agua. De esta manera, observó que en unas 7 horas el agua se había enfriado 15 ºC, alcanzando los 24 ºC. A partir de ese punto, el agua comenzaba a calentarse de nuevo, debido a que ya se había evaporado aproximadamente medio litro. Al cabo de tres días, las últimas gotas de agua que quedaban volvían a alcanzar la temperatura ambiente de 39 ºC.

Teniendo en cuenta sus fórmulas el botijo acabaría enfriando constantemente, lo cual era imposible, puesto que, si este fuera el caso, llegaría un momento en el que el agua se congelaría.

Fue entonces cuando otro profesor de Química, José Ignacio Zubizarreta, aportó el detalle que faltaba, algo que Pinto había pasado por alto: el calor de radiación que aporta el aire que se encuentra en el interior del recipiente. La fórmula estaba terminada. En 1995, ambos profesores publicaron en la revista americana Chemical Engineering Education (en su número 29) el artículo titulado An ancient method for cooling water explained by means of mass and heat transfer. El resultado fue un par de ecuaciones diferenciales que relacionaban todos los parámetros y que se pueden aplicar a todos los botijos; las que se pueden observar en la imagen siguiente.

Donde las variables y constantes representadas son:

Suponiendo un botijo con geometría esférica perfecta, el siguiente esquema puede ayudar a comprender las ecuaciones:

La física de los instrumentos modernos, la química de los seres vivos o la mecánica de los aparatos actuales siempre estuvieron ahí, esperando a que alguien los repitiera artificialmente y los plasmará en un papel.

[+INFO sobre el botijo]

¿Te reconoces?

Publicado: 19/06/2012 de Rafael Pizarro en Economía, Política Nacional
Etiquetas:

Se avecina la enésima subida de impuestos, incluido el IVA. Pero el cinismo de los gobernantes no es una creación contemporánea. He aquí un ejemplo refinadísimo. Y no digo más, para no caer en el lenguaje soez .

Diálogo entre Colbert y Mazarino durante el reinado de Luís XIV de Francia, el ‘Rey Sol’   ¡Hace cuatro siglos!    

Colbert Para conseguir dinero, hay un momento en que engañar al contribuyente ya no es posible. Me gustaría, Señor Superintendente, que me explicara cómo es posible continuar gastando cuando ya se está endeudado hasta al cuello…
Mazarino: Si se es un simple mortal, claro está, cuando se está cubierto de deudas, se va a parar a la prisión.  ¡Pero el Estado…! ¡Cuando se habla del Estado, eso ya es distinto!  No se puede mandar el Estado a prisión.  Por lo tanto, el Estado puede continuar endeudándose.   ¡Todos los Estados lo hacen!
Colbert: ¿Ah sí? ¿Usted piensa eso?. Con todo, precisamos de dinero, ¿y cómo hemos de obtenerlo si ya creamos todos los impuestos imaginables?
Mazarino: Se crean otros.
Colbert: Pero ya no podemos lanzar más impuestos sobre los pobres.
Mazarino: Es cierto, eso ya no es posible.
Colbert: Entonces, ¿sobre los ricos?
Mazarino: Sobre los ricos tampoco. Ellos no gastarían más y un rico que no gasta, no deja vivir a centenares de pobres. Un rico que gasta, sí.
Colbert: Entonces, ¿cómo hemos de hacer?
Mazarino: Colbert, ¡tú piensas como un queso de Gruyere o como un orinal de enfermo! Hay una cantidad enorme de gente entre los ricos y los pobres. Son todos aquellos que trabajan soñando en llegar algún día a enriquecerse y temiendo llegar a pobres. Es a esos a los que debemos gravar con más impuestos…, cada vez más…, ¡siempre más! A esos, ¡cuánto más les quitemos, más trabajarán para compensar lo que les quitamos !

¡Son una reserva inagotable!.

¿Te reconoces, gilipollas de la clase media?

————-0————-

Jean-Baptiste Colbert (Reims, 29 de agosto de 1619 – París, 6 de septiembre de 1683) fue ministro del rey de Francia Luis XIV. Excelente gestor, desarrolló el comercio y la industria con importantes intervenciones del Estado. Su nombre va unido a una determinada política: el llamado colbertismo y como un antecesor del dirigismo.

Jules Mazarin (nacido como Giulio Mazarini o Mazzarini o Mazarino), más conocido como el cardenal Mazarino (Pescina, Abruzos, 14 de julio de 1602 – Vincennes, 9 de marzo de 1661) fue un hábil diplomático y político, primero al servicio del papa y más tarde al servicio del reino de Francia. Fue el sucesor del cardenal Richelieu como primer ministro. Escribió para el futuro Rey Sol el “Breviario de los políticos”, singular obra en la que el autor aconseja a su señor y pupilo acerca de cómo obrar para llegar a ser un monarca absoluto. Hijo de la época, el “Breviario” sorprende hoy por su retorcida astucia.